etno… qué???

25 01 2010

Rara es la vez que uno se encuentra una  entrevista a un enfermero en la prensa… menos aún en un magazine o suplemento de fin de semana. Normalmente estos llenan páginas con grandes historias, hitos y dioses mayores o menores,…. algo de eso que en pleno domingo por la tarde, con la ansiedad que te genera la expectativa de un corto fin de semana ya agotado a tus espaldas y una laaaarga semana por delante, sirve para adormilar la depresión y recuperar la fe en seres humanos  con propiedades prodigiosas en cuyas manos puedes sentirte seguro.

Sin embargo, lo que hace un par de fines de semana me llamó la atención no fue eso… fue un pequeñísimo articulito sobre un enfermero marroquí ubicado en una sección titulada Jóvenes Extraordinarios. La cosa ya en si llamaba la atención, un joven extraordinario y enfermero??? algo está cambiando!!!!

Desconozco cual es el mecanismo que utiliza el medio en cuestión para hallar personas dignas de aparecer en esa sección, en este caso, lo cierto es que daba gloria leerlo…

Imad Bouchaibi, es un enfermero que trabaja en un centro de salud en Barcelona. Sus orígenes magrebíes orientan una interesante reflexión sobre la capacidad de las organizaciones de adaptar los cuidados al contexto cultural del paciente y de cómo somos absolutamente ignorantes sobre el significado que diferentes culturas asignan a hechos fundamentales como el dolor o la enfermedad en sí misma.

Él afirma que la sanidad tiene lagunas… océanos diría yo. Leyendo el artículo, no pude evitar evocar una broma que siempre hago, diciendo que en nuestra profesión tenemos que evolucionar hacia un modelo henninger o sea, un mix entre el modelo henderson y el leininger. La cultura es el color que dibuja la realidad de cada individuo y es el software que le ayuda a interpretar esa  realidad… desconocerla hace que no seamos capaces de conectar y establecer una verdadera relación terapéutica.

Bouchaibi afirma que ha desarrollado un manual de etnoenfermería para ayudar a sus colegas a comprender algunas actitudes y afrontamientos de la salud. Lo cierto es que me encantaría poder ojearlo, así que en esas estaba, haciendo una búsqueda por internet para ver si lo encontraba, cuando comprobé que ni soy original ni la primera…. (afortunadamente!!) varios blogs y comentarios ya se habían hecho eco del artículo… eso no me desanimó para poner mi granito de arena… valía la pena.

Imad Bouchaibi Dali:

“Debemos adaptar la sanidad a la interculturalidad”





Dos artículos desconectados (o no?)….

9 12 2009

Estos días han caído en mis manos un par de artículos que, distantes entre si por ubicación y contenido, en el fondo contenían un nexo nada despreciable…

El primero se ha publicado en el Journal of Nursing Management (2009, 17, 956-964) y lleva por título Factors identified by Nurse Executive Directors as important to their success. Se trata de una investigación de carácter cualitativo que, a través de entrevistra semiestructurada, pretende explorar los elementos que los directores enfermeros de algunos de los hospitales británicos de mayor tamaño consideran relevantes para considerarse un gestor efectivo.

En principio la entrevista se configura sobre diez preguntas tomadas de la revisión bibliográfica previa y, entre otros,  exploran aspectos como los sistemas que los directivos enfermeros tienen para establecer sus propios objetivos y aportación a la organización, de qué manera demuestran su efectividad, o que características diferenciadoras consideran que debe tener un buen directivo respecto a otros tipos de liderazgo enfermero…

Algunas de las afirmaciones sugieren una buena orientación enfermera, muchas de ellas aluden a la orientación al paciente y hacen referencia a la vivencia de este dentro de la organización. Por otra parte, en los resultados aparecen cuatro atributos evaluados como prioritarios por los entrevistados: la habilidad en comunicación, la visión general de la organización, la capacidad de influir y el ser capaz de trabajar de forma efectiva en equipos multidisciplinares.

Efectivamente, nadie discute que la habilidad de comunicarse eficazmente o poder trabajar en un equipo multidisciplinar, son absolutamente necesarias para desenvolverse en un contexto de gestión en cualquier tipo de empresa u organización… sin embargo, lo que me llamó la atención fueron las habilidades no mencionadas por los entrevistados.

Ninguno de ellos habló acerca de la necesidad de poseer conocimientos y/o habilidades en la gestión estratégica o de proyectos, y, curiosamente, la necesidad de innovar, solo fue descrita en el contexto de la falta de tiempo para ello… Como comentan los autores, todos los directivos entrevistados tenían una extremada tendencia a mirar hacia dentro. Mirar hacia dentro, es lo contrario que mirar hacia fuera y con esta perogrullada, lo que quiero decir es que levantar la vista y mirar hacia fuera de las paredes de la propia organización es un ejercicio no sólo saludable, si no deseable. Conozco muchas organizaciones sanitarias que (al menos desde un punto de vista enfermero), tienen dificultades para comprender este aspecto… mirar hacia afuera permite aprender, permite comparar y, sobre todo, algo de lo que tan necesitados estamos los profesionales enfermeros, mostrar lo que uno hace.

Una gestión limitada en miras y fronteras, conduce a sistemas arcáicos que se perpetúan a fuerza de falta de aire nuevo y cronifican situaciones tipo “esto siempre ha sido así”.

Y aquí es donde pensé en el siguiente artículo….

El segundo habla de la Eficacia de las intervenciones de enfermería para el diagnóstico “manejo inefectivo del régimen terapéutico” y ha sido publicado en Enfermería Clínica (2009; 19 (6): 299-305).

El interés radica, no tanto en la demostración (una vez más) a través de un ensayo clínico realizado con 76 pacientes de la eficacia de la intervención enfermera en el manejo terapéutico, fundamentalmente en la enfermedad crónica, cómo en el hecho de que haya que seguir generando evidencia acerca de los resultados enfermeros.

Afortunadamente la producción científica es imparable y hay evidencia más que suficiente para sustentar cada decisión enfermera. Sin embargo, aún pecamos. La lectura es escasa, a todos los niveles, también en el de la dirección… Un buen directivo debe ser también un buen lider y liderar es plantear un cambio cultural, potenciar (el empowerment que tanto me gusta) al profesional y proyectarlo fuera de la organización.

Pero para eso hay que conocer y atreverse a asomarse al abismo de la evidencia. No sólo hay que procurar buenos profesionales, si no procurar que estos sean cada día mejores, generar inquietud y ayudarles a que se formulen preguntas que les conduzcan a buscar respuestas fuera de la organización…

Tarea nada fácil, ya os digo…





Qué hacemos???

25 08 2008

Bueno, bueno, veo que os cuesta animaros a debatir… a ver si os animáis y en lugar de comentar de viva voz (los que estáis en Palma próximos a mi) los post, os decidís y compartís vuestras opiniones con todos, que mira que es fácil…tanto como hacer click donde pone “comentarios” (algo más abajo) y escribir lo que se os antoje…

A vueltas con el tema de la rentabilidad de los enfermeros… después de la publicación de la noticia en la Vanguardia, la verdad es se ha generado un debate importante sobre la repercusión de la intervención enfermera, fundamentalmente sobre su rol de colaboración con otros profesionales… pero a nosotros, lo que nos interesa es hacer visibles los resultados que son fruto tan sólo de nuestra intervención (que cruz!!) yo estos días y al hilo de otra ocupación, andaba haciendo búsquedas bibliográficas para documentar el tema de la enfermera de enlace (propio, propio…) y, como es de rigor en internet, localicé un documento fantástico … en este caso de Jose Miguel Morales. Se trata de un manual de Algortimos de Juicio diagnóstico en respuestas humanas… (está en la Biblioteca Lascasas, en la Fundación Index)…

Respuestas humanas, esa es la clave de la intervención enfermera… (cuestión que por cierto, quedó en blanco en mi post anterior…) cómo la persona responde ante su situación de salud, respuesta única, diferente para cada individuo y condicionada por su propia percepción de la situación, los conocimientos que tiene sobre la misma o los recursos de que dispone… Los enfermeros no abordan una patología, abordan la forma en la que la persona y sus cuidadores desarrollan estrategias para afrontar esa situación de salud…

Alguien no está de acuerdo???

(ojo, pregunta abierta de nuevo… alguien se anima???)





Lectura veraniega

11 08 2008

Como el mes de Agosto es un momento poco adecuado para estrujar la neurona con complicadas disquisiciones acerca de cual debe o no ser el papel del enfermero en los cuidados… creo que los artículos que os propongo, aportan una visión sencilla que nos puede resultar útil.

El primer artículo “Conceptos básicos de enfermería en la atención gerontológica según el modelo de V. Henderson” (GEROKOMOS 2007; 18(2):77-83)  hace un amplio resumen sobre el enfoque teórico abordando desde el qué hacemos hasta el cómo hacerlo..

El segundo es “Valoración enfermera geriátrica. Un modelo de registro en residencias de ancianos”,  (GEROKOMOS 2007; 18 (2): 72-76) y propone un análisis algo más concreto sobre los aspectos a explorar en cada una de las necesidades para un perfil de paciente anciano. Lo interesante es que incluye varias de las escalas que utilizamos habitualmente.

Hoy, de momento os los he enviado por correo electrónico para evitaros la búsqueda, así que como os lo pongo facilito, espero vuestros comentarios y algo de debate….