El asno de Buridan

29 03 2010

Llevo varios días (incluso puede que semanas) madurando cómo debería ser mi siguiente entrada en el blog, no por falta de cosas por contar, sino todo lo contrario. Cuando hay tanto por decir, uno se debate entre el cerremos etapa y sólo miremos hacia delante y el hay cosas que no se pueden quedar en el tintero… al final te quedas como el asno de Buridan, en una especie de parálisis por no tener la capacidad de elegir la mejor opción.

En este tiempo, no pocos amigos me han animado a seguir escribiendo, unos para que comente algunos de los sinsentidos más flagrantes que en materia de política sanitaria se están produciendo en nuestra comunidad, otros sencillamente por que creen que no debo dejar de darle a las teclas. En cualquier caso, lo cierto es que se impone salir de la parálisis y tornar al espacio cibernético (o salir de la ciénaga como dice mi amigo toni m.).

Al final, siempre es lo mismo, el discurso es vacío, lleno de política y ausente de contenido. Se valora lo que es conveniente valorar para no parecer retrógado o excesivamente clasista, pero en el fondo yace el sustrato de la tradición más perversa, que se manifiesta en cuanto se baja la guardia y se hace patente la necesidad de plasmar y simbolizar en hechos aquello que se había vendido… en resumen, cuando el agua te llega al cuello, prescindes de lo que de verdad es prescindible, los enfermeros. Que asco da.

En fin, aunque seguro que todos lo sabéis os cuento que el asno de Buridan era un desgraciado pollino que terminó pereciendo al ponerle entre dos montones exactamente iguales de heno. Su incapacidad para elegir el montón más conveniente y su falta de racionalidad para escoger uno de forma arbitraria, hizo que pudiendo comer no lo hiciera y por tanto, incapaz de alimentarse, muriera…, menos mal que los humanos somos capaces de encontrar un punto medio entre dos extremos… al menos algunos!





Una buena noticia para los pacientes de salud mental

2 02 2009

mental-health2

Días atrás tuvo lugar la presentación de los programas enfermeros que se van a desarrollar en el área de salud mental de GESMA (Complejo Hospitalario de Mallorca).

La verdad es que el acto estuvo bien arropado con la presencia de Joan Salvá, Coordinador Autonómico de Salud Mental y Pilar Sánchez Cuenca, Directora de la Escuela de Enfermería y Fisioterapia, que acompañaban a Mariló Sánchez, Directora Enfermera del Area de Salud Mental y coordinadora de los proyectos.

Tanto unos como otros, hicieron especial hincapié en la importancia de contemplar al paciente como conductor de su propia enfermedad, aunque Pilar Sánchez-Cuenca enfatizó tres compromisos que los profesionales enfermeros tenemos para con la sociedad y las personas objetos de nuestros cuidados:
En primer lugar, la necesidad imperiosa de dar visibilidad a la aportación enfermera, definiendo los resultados de nuestra intervención en términos de salud (a alguien que lea esto le suena???, no??? pues leed los comentarios al post anterior!!!).
En segundo lugar establecer un compromiso ético para aplicar los mejores cuidados, respetando los valores de las personas y defendiendo sus expectativas.
Y finalmente, recordar que el decreto de Bolonia, nos pone en bandeja la oportunidad de desarrollar la profesión, desde un punto de vista crítico y creativo.

Personalmente opino que la iniciativa de describir la aportación enfermera en el paciente de salud mental, es osada y maravillosa.
Osada por que han decidido desarrollar los proyectos utilizando la arquitectura que ofrece Henderson, obviando las dificultades que ha tenido la utilización de este modelo en un contexto en el que la diferencia entre una conducta inadecuada y una manifestación sintomática es una delgada línea, invisible para los profanos.
Maravillosa por que es una de esas cosas que visibiliza un determinado tipo de intervención… algo de lo que no andamos sobrados…

Mejorar la adherencia terapéutica, desarrollar talleres de alimentación, talleres de habilidades básicas e instrumentales de la vida diaria (bautizado con un nombre idóneo: “fent arrels” -echando raíces-), talleres de psicoeducación o de expresión plástica dónde la persona tenga la posibilidad de expresar sus emociones, son los ejemplos de intervención bien definida y orientada a la persona, pero liderada desde un equipo enfermero.

Enhorabuena!!





Universidad de los pacientes

20 01 2009

thumb_birrete_negro

Estos días ha llegado hasta mis oidos la noticia de que en Mallorca se inauguraba la primera universidad de los pacientes.
Lo cierto es que había oído hablar de ello de la mano de un médico catalán con el que coincido periódicamente en barcelona y aunque en ese momento me llamó la atención, no tuve la capacidad para dimensionar el impacto…

Está claro que la iniciativa es digna de elogio y lejos de ser algo local, el grupo que la promueve está sabiendo darle la difusión suficiente como para que diferentes organizaciones lo incluyan en su cartera de servicios… el pero viene a continuación.

Lejos de quitar mérito al Colegio de Médicosde Baleares, que han sido quienes han tenido el dinamismo de captar el interés de un asunto así, me duele pensar que los enfermeros hemos perdido una oportunidad más para posicionarnos como referentes de los cuidados…

Al hilo de estas disquisiciones viene cuando intento no hacerme más sangre y decido entrar en la web (Universidad de los Pacientes) con el objeto de encontrar algún indicio que me demuestre que realmente los enfermeros ahí no pintamos nada… La cosa empieza mal, de entrada el lema es “conocimiento al alcance de pacientes y ciudadanos” y empeora cuando entro en el enlace dónde explican el por qué una Universidad para Pacientes (así, en mayúsculas, como debe ser..), argumentos tan absolutamente legítimos como “atender las necesidades existentes de información y conocimiento sobre salud y manejo de la enfermedad por parte de pacientes, familiares y cuidadores”, me hacen dejar la web, lamentándome de la oportunidad perdida, del hecho de que asistimos impasibles a la apropiación de nuestra propia terminología por parte de otros colectivos que encima van a saber sacarle más partido que nosotros mismos…

Todo era más fácil cuando otros curaban y nosotros cuidábamos… pero al fin los otros también se dieron cuenta de que cuidar muchas veces evita tener que curar y que los pacientes-personas (la disquisición la podemos dejar para otro día, pero lo de pacientes huele a paternalismo y lo de persona incorpora la capacidad de decidir), necesitan saber como manejar su situación de salud (esta frase la repito tanto que al final se me va a quemar) y exigen su derecho a tener información y a decidir, sobre todo en una sociedad que se ve fuertemente condicionada por la cronificación de buena parte de las enfermedades…
Ahora cuidar está de moda y a nosotros se nos va a acabar pasando el arroz…

Felcidades a los autores de la iniciativa y a quienes vieron en ella la oportunidad de dar unos cuidados de calidad..





debate…espiritual….

8 09 2008

En estos días, se ha producido en nuestros hospitales un curioso debate entre dos médicos cuyas especialidades les obligan, de forma casi inevitable a perspectivas diferentes…. el uno, cuya práctica profesional se mueve alrededor del final de la vida, propugna que la dimensión espiritual del ser humano es única y que esta, de alguna forma, articula la vivencia particular de la muerte, por tanto la relación de ayuda entre el profesional y el paciente debe pasar obligatoriamente por el abordaje terapéutico de esta dimensión.

El otro, cuya práctica se orienta hacia la búsqueda de evidencia empírica, propugna lo contrario, que la ciencia no debe engañar al individuo y que, por tanto es de rigor desvestir la práctica clínica de cualquier tipo de afirmación que sugiera algo superior o extraño al individuo, fuera de su ser puramente biológico.

El debate está servido…





Andalucía, primera comunidad que regula el derecho a una muerte digna

2 09 2008

Hoy aparecía este titular en la web de RTVE, en el artículo se comenta que esta comunidad regula el derecho a la muerte digna, con dos consideraciones importantes.

Por una parte delimita el concepto de autonomía del paciente en la toma de esta decisión, aclarando que no se trata del empleo de métodos activos que detengan la vida, si no del respeto a las decisiones de aquellos individuos que no desean que su vida sea prolongada por métodos artificiales.

Por otra parte, delimita la responsabilidad de las instituciones a quienes considera obligadas a garantizar ese principio de autonomía, incluyendo a las instituciones religiosas.





por cierto…

25 08 2008

ahora que se han acabado los juegos, no lo puedo evitar, tengo que dar la enhorabuena a todos nuestros deportistas mallorquines… Llaneras, Tauler, Rudy, Nadal, Fullana… a los que han podido y a los que no… gràcies a tots!!!





Qué hacemos???

25 08 2008

Bueno, bueno, veo que os cuesta animaros a debatir… a ver si os animáis y en lugar de comentar de viva voz (los que estáis en Palma próximos a mi) los post, os decidís y compartís vuestras opiniones con todos, que mira que es fácil…tanto como hacer click donde pone “comentarios” (algo más abajo) y escribir lo que se os antoje…

A vueltas con el tema de la rentabilidad de los enfermeros… después de la publicación de la noticia en la Vanguardia, la verdad es se ha generado un debate importante sobre la repercusión de la intervención enfermera, fundamentalmente sobre su rol de colaboración con otros profesionales… pero a nosotros, lo que nos interesa es hacer visibles los resultados que son fruto tan sólo de nuestra intervención (que cruz!!) yo estos días y al hilo de otra ocupación, andaba haciendo búsquedas bibliográficas para documentar el tema de la enfermera de enlace (propio, propio…) y, como es de rigor en internet, localicé un documento fantástico … en este caso de Jose Miguel Morales. Se trata de un manual de Algortimos de Juicio diagnóstico en respuestas humanas… (está en la Biblioteca Lascasas, en la Fundación Index)…

Respuestas humanas, esa es la clave de la intervención enfermera… (cuestión que por cierto, quedó en blanco en mi post anterior…) cómo la persona responde ante su situación de salud, respuesta única, diferente para cada individuo y condicionada por su propia percepción de la situación, los conocimientos que tiene sobre la misma o los recursos de que dispone… Los enfermeros no abordan una patología, abordan la forma en la que la persona y sus cuidadores desarrollan estrategias para afrontar esa situación de salud…

Alguien no está de acuerdo???

(ojo, pregunta abierta de nuevo… alguien se anima???)