Seis gramos de chocolate negro al día reducen el riesgo de sufrir un infarto

25 09 2008

Por fin una noticia de esas que alimenta el espíritu… y algo más que eso…

Para una choco-adicta como yo,  que la ciencia haga que me sienta mucho menos culpable tras ceder a la tentación que me brinda la barra de chocolate negro-negrísimo, cada vez que abro la nevera, supone un gran alivio… claro que afirmaciones como esta no dejan de ser dudosas o cuanto menos despiden cierto aroma oportunista ante situaciones en las que el consumo en general se ve reducido por el afán del cuerpo 10  o bien por cuestiones económicas en las teóricamente uno se obliga a renunciar a lo superfluo (aunque en esto último probablemente me equivoco, ya que el efecto del chocolate que es bien conocido y reconocido, es su resultado antidepresivo).

Para dilucidar en que medida se trata de un intento publicitario de activar nuestra papilas gustativas de forma que se incremente un consumo de bajón en los últimos tiempos, o bien estamos ante una evidencia con base científica, deberemos leernos el artículo publicado en el “Journal of Nutrition”, que afirma que el consumo regular de chocolate reduce el colesterol, ayuda a mantener unos buenos niveles tensionales y otras maravillas en cuestiones de salud… Conclusión, donde esté un buen chocolate, que se quite la aspirina!!!!

Si hacemos caso del artículo, probablemente nos deberemos replantear el planteamiento nutricional en los hospitales, ya que se han documentado pocos casos de individuo resistentes a una buena pastilla de chocolate…

De todas formas, no conviene hacerse muchas ilusiones, acabo de hacer la prueba y la cantidad recomendada (6gr.) apenas da para un trocito de pastilla… mi gozo en un pozo…

En fin, me voy a chutar mi dosis diaria que me asegure una vejez feliz y libre de enfermedad cardiovascular… que aproveche!!

Anuncios

Acciones

Information

8 responses

3 10 2008
Cati Munar

Como chocoadicta que soy me alegra la noticia, y además pienso: si 6 grs. ya favorecen , 60 no pueden hacer daño, y además las endorfinas liberadas en el momento de consumirlo tienen que ser muy positivas para nuestro organismo, por lo tanto: a consumirlo que es un gusto!!!!!

4 10 2008
Toni Moragues

…en fin, uno más de esos efectos beneficiosos con los que a diario somos bombardeados pobres mortales nosotros, y en mi caso ansioso de un buen chuletón después de unas semanitas de abstinencia culinaria!!!!.

Hagamos recuento pués de todas aquellas recomendaciones que a diario debemos seguir para llevar una vida sana además de las obvias:no fumar, juro que algún día lo abordaré, comer con moderación y demás best practices de la vida sana.

Enumero 10 por ejemplo, aunque la lista es infinita:

1.- Una manzana al día (One apple a day keeps doctor away)
2.- Desayunar de forma abundante (no olvideis la manzana)
3.- Un vaso de zumo de naranja al día o pieza de naranja
4.- 8 vasos de agua al día (a este paso DODOT a Wall Street)
5.- Comer 5 piezas de fruta y vegetales al día (manzana y naranja incluidas!!!)
6.- Masticar más tiempo vegetales y frutas (para liberar lo bueno que contienen –> soy profano en estas lides)
7.- Tomar una taza de té (me voy a comprar acciones de huggies ya mismo!)
8.- Comer tomate regularmente (y van tres!!!, manzana, naranja y el susodicho)
9.- Comer como un pajarito, es decir en pequeñas cantidades o en su caso picoteando las frutas y vegetales anteriores
10.- Comer 6g del obscuro objeto del deseo al que hace referencia esta entrada, aunque yo ya llevo adelantada la cantidad de mis próximas 100 vidas aproximadamente.
11.- etcetc

Una vez hecho el recumento y teniendo en cuenta que el etcetc puede ser bastante extenso lanzo la pregunta? Como encontrar tiempo para realizar todas estas actividades saludables (10 + etcetc) y al mismo tiempo trabajar, criar(lo mejor posible) a dos mellizos, disponer de tiempo de ocio y teniendo en cuenta que el ir sondado o con pañal (por la ingesta salvaje de liquido elemento y otros) por la calle es muy incómodo???? ;-D

Bon cap de setmana. Salu2

1 01 2009
loreto

Me sumo al club de los transgresores.
Esta filosofía de vida que nos impone hacer siempre lo correcto es muy dura… y bajo mi punto de vista muy cuestionable.
Hoy en día conocemos miles de recomendaciones para una vida sana (que no siempre feliz) que nos impone un ritmo frenético en el cumplimiento de nuestras obligaciones para con nosotros y los que nos rodean y que no dejan lugar al azar.
Siempre al final, suceda lo que suceda, algo habremos hecho mal para no gozar de buena salud. Comer demasiado o demasiado poco; dormir mucho o nada; trabajar en exceso o ser unos ociosos; no cuidar nuestro cuerpo u obsesionarnos con él o un sinfín de actitudes que al final serán las que nos hagan responsables de nuestra insana vida.
Al final la presión es excesiva, perdemos la perspectiva y nos obsesionamos con cumplir con unos preceptos que nos impone la nueva religión de un cuerpo sano, fuerte y joven para toda la vida… ¿Por qué no aceptamos las cosas como son? Que nacemos, vivimos y morimos.
La salud y la enfermedad no son simples problemas materiales. La enfermedad es un problema físico y moral, que abarca a toda la persona. Esta obsesión por estar sano puede llevarnos a arrastrar una vida mediocre.
¿Y no es acaso la mediocridad una fuente de enfermedad del alma? ¿Y si el alma está enferma, no lo está también el cuerpo?
Usar y no abusar, saber elegir y utilizar cosas tan sencillas como comer, moverse, dormir, respirar, saber decir no. Si nuestra mente es vehículo de nuestro cuerpo y nuestro cuerpo lo es de la mente, de nuestros pensamientos y actitudes es imprescindible ¿a quién cuidamos primero, al cuerpo o a la mente?
Vamos amigos, tampoco se trata de que hagamos una vida monacal. Nuestro cuerpo está perfectamente preparado para soportar excesos, una cana al aire de vez en cuando, pero no lo convirtamos en habitual. Viviremos más y mejor y, sobre todo, tendremos mayor control sobre nuestra vida y nuestras decisiones. Al saber antiguo me remito: “Mente sana en cuerpo sano”, pero también “cuerpo sano en mente sana”. Obsesionarnos por la salud solo conduce a la enfermedad del espíritu…
“Es lícito que cada uno decida qué precio quiere pagar por lo que recibe.” Jorge Bucay

25 07 2009
acepemuse

hi. great article!

8 10 2009
online-maris

Gracias intiresnuyu iformatsiyu

21 10 2009
black hattitude

hello,

thanks for the great quality of your blog, every time i come here, i’m amazed.

black hattitude.

6 03 2013
HUGO

He leido muchas manera de consumir el chocolate negro, pero seguramente en internet hay sobre cada cosa 100 opiniones distintas, yo quiero usarlo exclusivamente para bajar un poco el colesterol que no tengo demasiado, pero fundamentalmente deseo bajar mi tensión arterial que si la tengo elevada.
Consegui chocolate negro al 85%
Gracias, me encuentran en
soyyohugo1949@hotmail.com

10 07 2014
posters printing

posters printing

Seis gramos de chocolate negro al día reducen el riesgo de sufrir un infarto | CONEXIÓN ENFERMERA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: